• Miopía
  • Hipermetropía
  • Astigmatismo
  • Presbicia
  • Chalazión
  • Conjuntivitis
  • Cataratas
  • Miodesopsias
  • Fotopsias

Miopía

La miopía se considera un estado de exceso de potencia del sistema óptico del ojo, con relación a su longitud, bien porque el ojo sea demasiado largo o bien debido a que la capacidad de hacer converger la luz que tienen los medios ópticos oculares (córnea, humor acuoso, cristalino y humor vítreo) sea excesiva. La luz proveniente de lejos no va a parar a su lugar, en el fondo del ojo, sino por delante de donde tiene que ir. No se es miope para todas las distancias de visión, se es miope a partir de una distancia del ojo. La palabra miopía proviene del griego, que significa "ojos cerrados", debido a que la gente con esta condición cierra sus párpados para ver mejor a la distancia.

En el caso de la miopía congénita, el fallo en la estructura ha aparecido antes de que el ojo recibiese los rayos del luz del mundo exterior. Es un error orgánico sin ninguna finalidad funcional, aparecido en el principio del desarrollo y que debe ser tratado cuanto antes.

Miopía Patológica

La miopía patológica es un estado de crecimiento anormal del ojo, asociado a cambios degenerativos en su estructura. Puede aumentar en la vida adulta y el factor genético es determinante. Hay muy poca mejoría en la agudeza visual a pesar del uso de gafas graduadas. Puede progresar rápidamente ocasionando que la retina se desgarre y desprenda. Es importante las revisiones periódicas para buscar señales de estos cambios. Nuevos métodos de tratamiento pueden prevenir que esta condición ocasione ceguera.

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto ocular que consiste en que los rayos de luz que inciden en el ojo procedentes del infinito, se enfocan en un punto situado detrás de la retina, en lugar de en la misma retina como sería normal. La consecuencia es que la imagen es borrosa y puede existir por lo tanto un déficit de agudeza visual.

Es un defecto muy frecuente, aunque no es progresivo ni tiene repercusiones graves, se trata mediante el uso de lentes correctoras.

La persona hipermétrope tiene problemas de visión a distancias cortas, pudiendo ver con mayor claridad a distancias largas. Sin embargo, en una persona hipermétrope la visión de objetos a distancias largas implica un esfuerzo de los músculos ciliares para poder enfocar la imagen correctamente sobre la retina.

Todo ojo no puede enfocar objetos situados más cerca de una determinada distancia denominada punto próximo o punto cercano. En una persona adulta joven sin defectos ópticos el punto cercano se sitúa a 25 cm del ojo. En un hipermétrope el punto cercano se desplaza a mayores distancias.

Los niños hipermétropes no suelen presentar disminución de agudeza visual, pues compensan el deficit mediante la acomodación (cambio de forma del cristalino). El continuo esfuerzo de acomodación puede producirles dolor de cabeza , fatiga visual (astenopia acomodativa) o retrasos en el aprendizaje.

En los adultos, los síntomas característicos consisten en dificultad para la visión próxima, por ejemplo para poder leer y con el paso de los años se afecta también la visión lejana.

Astigmatismo

Es un defecto óptico que interfiere la capacidad de enfoque del ojo, lo que da como resultado una visión poco clara. Cuando la luz llega a nuestro ojo, es enfocada por un par de lentes naturales sobre la retina, que está en el fondo del globo ocular y que es la encargada de transmitir las imágenes para que el cerebro las reconozca. La córnea es la lente más importante, la vemos por delante del color del ojo y las alteraciones en su curvatura determinan defectos de enfoque.

Si la córnea no es redonda, sino más curva en un sentido que en otro, es decir, es ovalada, no actúa como un lente adecuado, y a esta condición se le llama astigmatismo y se caracteriza por una visión borrosa. El grado de estos defectos se mide en dioptrías, y según la cantidad de éstas serán las molestias de la persona.

Causas

La anormalidad estructural de la córnea puede ser hereditaria o resultante de algún tipo de intervención -como, por ejemplo, una cirugía de cataratas-. El problema puede acentuarse con la edad, ya que al trastorno de la córnea se suma la progresiva pérdida de elasticidad del cristalino.

Sintomas

Visión borrosa tanto para la visión cercana como lejana. Al igual que en la hipermetropía suele generar dolor de cabeza a los lados y cansancio después de un tiempo de utilizar la visión para ver de cerca (lectura, costura, ver televisión largo rato, etc.). También se producen molestias con la luz, congestión y picazón en los ojos y, a veces, mareos.

Presbicia

La presbicia es una condición óptica que acompaña al ser humano hacia la 4ta década de la vida y se caracteriza por la dificultad para enfocar objetos cercanos teniendo en un inicio que alejarlos para poderlos visualizar, aunque hacia la 5ta década de la vida se hace prácticamente imposible la lectura sin el uso de anteojos.

Todas las personas hacia los 40 años de edad inician con algún grado de presbicia, las personas que son emétrope , es decir que no ocupan lentes para ver a distancia y que nunca han usado lentes inician con algunos síntomas como son cansancio, dolor ocular y dificultad para visualizar textos u objetos muy pequeños, sobre todo al hacerlo en condiciones de iluminación baja.

Hacia los 45 a 50 años de edad estas molestias se convierten en la incapacidad para visualizar los objetos cercanos a menos que sean alejados a mas de 50 centímetros de distancia, es decir extendiendo por completo los brazos en el caso de la lectura y haciendo esta muy incomoda .

Por arriba de los 50 años de edad prácticamente todas las personas que nunca han usado lentes para ver a distancia tendrán que usar lentes de presbicia para la visión cercana, los cuales suelen ser muy incómodos ya que se usan en la mayoría de las veces para realizar actividades inesperadas y por lapsos de tiempo muy cortos como podría ser ver un precio en el supermercado, ver una tarjeta de presentación o marcar en el teléfono celular .

Chalazión

Un chalazión o lipogranuloma de glándula de Meibomio es un quiste en el párpado causado por la inflamación de una glándula de Meibomio obstruida, localizadas cerca a las pestañas, por lo general en el párpado superior. Un chalazión se distingue de un orzuelo en que no son dolorosos, tienden a ser de mayor tamaño y no suelen verse acompañados por signos de flogosis, el calor despedido por la inflamación. Un chalazión eventualmente desaparece al cabo de pocos meses, aunque en muchos casos, se requiere tratamiento médico, que usualmente consiste en una incisión y compresas tibias.

Conjuntivitis

Es la inflamación del tejido externo que recubre el globo ocular, llamado conjuntiva. Suele ocurrir por resfrío o ataques alérgicos. No es una enfermedad grave y generalmente no afecta a la visión, excepto en los casos de producción muy abundante de pus que puede llegar a cubrir la córnea modificando su capacidad de refracción.

Causas

Hay diferentes tipos, según su causa: bacterianas, virales (se contagian en piletas, o playas, o en ambientes infectados), alérgicas (en primavera o verano, o por reacción a animales, flores, plantas, polvo), irritativas (producidas por el sol o agentes irritantes como el agua de las piletas, el cloro, agua de mar). Hay defectos estructurales que pueden originar conjuntivitis de larga duración, como por ejemplo alteraciones de los conductos lagrimales.

Sintomas

Enrojecimiento de la conjuntiva, sensación de tener un cuerpo extraño, sensibilidad a la luz, sequedad, prurito, quemazón, producción de mucosidad y, a veces, pus.

Cataratas

Una catarata es una nubosidad (opacidad) en el cristalino del ojo que dificulta la visión. Las cataratas son un problema que toda la población va a padecer en algún momento. Sin embargo, no son motivo de alarma. No se trata de ninguna enfermedad sino de un envejecimiento ocular, y como tal, todos llegaremos a padecerlas. Actualmente, la cirugía es el mejor tratamiento.

Las cataratas constituyen un importante problema de salud pública al relacionarse con la edad. Las cataratas consisten en una opacificación del cristalino, una lente del ojo que sirve para enfocar y que normalmente es clara y transparente. No es un tumor ni una formación de piel o de tejidos nuevos sobre el ojo, sino que la lente misma se nubla. Tampoco se le puede llamar enfermedad, sino más bien envejecimiento ocular.

Síntomas

Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o no darse cuenta de que está desarrollando una catarata. Por ejemplo, si ésta se localiza en el borde externo de la lente, la vista no sufre cambios; pero si la opacidad está situada cerca del centro de la lente, generalmente interfiere con la visión. A medida que las cataratas aumentan, la visión puede hacerse más borrosa. Esta disminución de la agudeza visual es uno de los síntomas más claros y típicos en las personas que están desarrollando una catarata.

Diagnóstico

El médico puede ver una catarata mientras examina el ojo con un oftalmoscopio (un instrumento utilizado para visualizar la parte interior del ojo). Utilizando un instrumento llamado lámpara de hendidura, el médico puede ver la localización exacta de la catarata y la extensión de su opacidad.

Miodesopias o "Moscas Volantes"

Las “moscas volantes” son un fenómeno frecuente, sobre todo en personas de más edad. Como su nombre indica, los que padecen este trastorno tienen la sensación de ver motas negras moviéndose delante de sus ojos como si se tratara de moscas. La causa principal de las miodesopsias es la pérdida de transparencia del humor vítreo con la edad. También pueden deberse a traumatismos, inflamaciones, infecciones o como consecuencia de una operación ocular con laser. Normalmente la solución que dan los oftalmólogos es la adaptación al fenómeno, es decir que aprendas a vivir con ello y es posible que tu cerebro se adapte y dejes de ver los molestos puntitos negros. En la mayoría de los casos es muy fácil acostumbrarse y se puede ignorar el fenómeno.

Pero hay casos más avanzados en los cuales se ven sombras grandes que ocupan una gran parte del campo visual. En estos casos es peligroso conducir por el peligro que supone confundir el flotador con un transeunte o un vehículo. Los casos más graves tienen además riesgo de desprendimiento de retina: el humor vítreo está muy espeso y queda adherido a la retina y hay riesgo de que pueda tirar de ella. En estos casos es muy importante acudir periódicamente al oftalmólogo por si fuera necesaria una intervención.

Los tratamientos para las miodesopsias no están exentos de riesgos y los oftalmólogos son muy reacios a utilizarlos. Los más conocidos son la vitreolisis enzimática, que consiste en inyectar un líquido en el ojo para disolver el humor vítreo, la vitreoctomía, que consiste en aspirar o succionar el vítreo y la intervención quirúrgica con laser.

Fotopsias

Los pacientes refieren la visión de puntos luminosos, chispas o simplemente rayos luminosos. Este síntoma se origina en la estimulación mecánica de la retina. Puede corresponder a un desgarro de la retina, desprendimiento de la retina, migraña, escotoma centellante o simplemente estimulación mecánica no patológica de la retina por movimientos por el humor vitreo. Por ello son importantes las fotopsias de aparición reciente y obligan a efectuar un examen de la retina con dilatación de la pupila para descartar las patologías mencionadas.